SABER REINTERPRETAR

 

ARQUITECTURA Y DECORACIÓN. LA COMBINACIÓN PERFECTA. EN SOOFA SABEMOS REINTERPRETAR LOS CLÁSICOS DE SIEMPRE PARA ADAPTARLOS A LOS GUSTOS MÁS ACTUALES. 

 

 No resulta extraño imaginar que muchas de las tendencias que hoy llamamos "modernas" tienen su origen a mediados del siglo XX. Y buen ejemplo de ello es la obra de uno de los arquitectos y diseñadores más influyentes hasta nuestros días, Le Corbusier.

 Él mantenía que la memoria se registra en las paredes y en las construcciones. Y es que, como explicamos en nuestro artículo anterior, la decoración forma parte de nuestras vidas. Un espacio debe contar con elementos que le den alma y sentido para hablar de nuestros recuerdos y de nosotros mismos. Pero no debemos olvidar que la decoración también debe hacernos la vida un poco más fácil. Y precisamente eso fue lo que llevó a Le Corbusier a revolucionar tanto la arquitectura como el diseño de mobiliario.

 Una vuelta a la racionalidad, la pureza de líneas, la simetría, la proporción de las formas y la funcionalidad. Son las cinco reglas básicas que han dado forma a esta Escuela que aún inspira a los mejores interioristas del mundo.

 Esta particular manera de entender el diseño y las necesidades de cada persona, la denominamos ergonomía; es decir, la comodidad y el descanso unidos al estilo y al buen gusto. Por tanto, arquitectura, diseño y funcionalidad es la combinación perfecta.

 Las líneas rectas son tal vez la seña de identidad más conocida de Le Corbusier. Su sobriedad decorativa la apreciamos en sillones con grandes cojines y en el gusto por los colores blanco y negro. La piel o las estructuras de tubos de acero son otro eje que vertebra su obra. Sin embargo, esto es algo que va variando según cada época y las nuevas tendencias estéticas.

 En Soofa hemos querido recoger lo mejor de las ideas de Le Corbusier para adaptarlas a las últimas tendencias en decoración. Nuestros modelos de sofá Londres y Viena están inspirados en esta simpleza de líneas y son perfectos para espacios amplios y sencillos. Son modelos muy depurados, elegantes y con un guiño al minimalismo; dos buenos ejemplos de cómo las propuestas planteadas por Le Corbusier siguen en vigor en nuestros días.

 Recuérdalo: un sofá que siga estas reglas es siempre un éxito garantizado.

 

Solicita
Info.
Solicita
Información
¿Cómo llegar?
¿Cómo llegar?